16 junio 2016

Alguién ve un video y ese alguien se acuerda de ti. Y te lo manda. Tú ves el video y te gusta. Es más, te gusta mucho. Tanto que decides compartilo. Creas una entrada en tu blog. Alguien que te lee lo ve. Y se acuerda de que una vez se inspiró en ese video para hacer un relato. Y te lo cuenta. Y te lo manda y te gusta. Tanto, que decides compartirlo.

Elisabet Jimenez es una escritora de relato con varias colaboraciones publicadas y que prepara ya suprimera novela.

Gracias Eli.




El tintineo sonaba en los cristales. Aún en la cama escuchaba la lluvia caer tapada hasta la nariz. Pero algo llamo su atención, el sonido no era, del todo, como las gotas golpeando en caída libre, era más bien un sonido seco, rítmico pero sin eco, como un suave plof.
Se levantó y abrió la ventana, no podía creerlo, efectivamente llovía, pero no eran gotas de agua sino letras. Llovían letras que caían desordenadas. Levantó la vista hacia el cielo y no halló nubes sino libros, que flotaban surcando el azul, como alados. De su interior las letras caían empapándolo todo.
Salió a la calle y en vez de charcos pisaba palabras, dio vueltas y vueltas sobre sí misma, mientras las letras llovían en el pelo y en su ropa. Una E pendía de un mechón del cabello, una F cayó sobre su zapato. Fue recogiéndolas, formando palabras y frases que dejaba olvidadas aquí y allá.
Recorrió la calle de arriba abajo palabreando en su ensimismamiento.
De momento, la lluvia cesó. Los libros se fueron disipando como la bruma. Corrió a casa a por su cuaderno y comenzó a anotar las frases y palabras que había formado en esos charcos que inundaban la calle. Tardó horas en anotar todos y cada uno de ellos. Cuando terminó, la palabra FIN coincidía justo con la última página de su cuaderno.

Volvió a casa feliz, aquella lluvia de letras le había proporcionado un hermoso cuento que instintivamente había llamado. Inspiración.












4 comentarios:

Elisabet Jiménez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Elisabet Jiménez dijo...

Gracias Rita, es un orgullo que te guste. Besos

Ana Maria Jiménez dijo...

Elisabet me encanta. Lluvia de letras, maravilloso

Rita Piedra dijo...

:))))